El nuevo Código de Buen Gobierno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, remarcó durante la presentación del nuevo Código la novedad que supone la integración de recomendaciones que hacen referencia a la responsabilidad social empresarial, y aseguró que “todos tenemos que pensar en la sociedad y no en nosotros mismos”.

Hay cuatro recomendaciones que hacen referencia a la RSE y un principio específico. El regulador considera que la importancia de la responsabilidad social es una realidad cada vez más asentada, tanto en España como en su entorno, que exige una adecuada atención por parte de los sistemas de gobierno corporativo. Esto queda de manifiesto en el principio veinticuatro, donde se afirma que la sociedad promoverá una política adecuada de RSE, ofreciendo de forma trasparente información suficiente sobre su desarrollo y resultados.

En la recomendación sexta, dentro del apartado a las juntas generales de accionistas, se recomienda que las empresas cotizadas elaboren el informe de RSE, y que sea publicado en su página web con antelación suficiente a la celebración de la junta general ordinaria.

Dentro de la estructura del consejo, la recomendación quincuagésimo tercera, que hace referencia a la creación de una comisión específica, establece que la misma deberá revisar la política de RSE de la sociedad, velando por que se oriente hacia la creación de valor. También llevará a cabo el seguimiento de la estrategia y prácticas de RSE y la evaluación de todo lo relativo a los riesgos no financieros, así como la coordinación del proceso de reporte de información no financiera y diversidad.

Además, la recomendación quincuagésimo cuarta recomienda que la política de responsabilidad social debe identificar distintos elementos, como los objetivos, las prácticas con los grupos de interés, los métodos de seguimiento, los mecanismos de revisión y las prácticas de comunicación responsable.

Por último, se establece que el informe sobre los asuntos relacionados con la responsabilidad social corporativa debe realizarse utilizando algunas de las metodologías aceptadas internacionalmente.

La Norma ISO 19600 ‘Sistemas de gestión de compliance. Directrices’ publicada por la Organización Internacional de Normalización (ISO)

Norma que recoge recomendaciones y buenas prácticas para ayudar a las organizaciones a desarrollar un sistema de gestión que les permita identificar, controlar y cumplir con los requisitos legales que le aplican y con otros voluntarios, como códigos de gobierno corporativo.

De este modo, la función de compliance permite a las organizaciones detectar y gestionar los riesgos a los que se enfrentan por posibles incumplimientos de sus obligaciones.

Fuente: foretica.org

Ver noticia aquí