Jornada “Empresas, Responsabilidad social y Valores”

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha manifestado esta mañana que el Gobierno de Cantabria “impulsa” la responsabilidad social para hacer que las empresas sean más competitivas a través del proyecto “Cantabria Responsable” promovido desde la Dirección General de Trabajo.

El consejero después de agradecer la positiva respuesta a la jornada “Empresa, Responsabilidad Social y Valores”, con la asistencia de medio centenar de empresarios, ha destacado la importancia de la “ética” y por eso, ha resaltado, la labor de difusión con este evento para promover el término Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y su inclusión en la gestión de las empresas desde el ámbito social, económico y medioambiental.

Sota ha remarcado que la RSE “no es una moda, sino una necesidad” y, por eso, tiene que guiar “la conducta de las organizaciones y la relación que despliegan en su entorno”.

“No se trata de mejorar una imagen de marca, sino de renovar, en sí mismo, el tejido productivo regional, porque una de las condiciones para hacer competitiva a las empresas es generar confianza, así como su habilidad en responder a las demandas sociales, para que, al mismo tiempo, se conviertan en agentes de cambio y desarrollo social”, ha explicado Sota.

Por tal motivo, el consejero ha indicado que lo que se pretende es “reforzar” nuevos modelos de gestión y apoyar los programas que impulsen la “transparencia, credibilidad, cohesión social y sostenibilidad” de la actividad empresarial de Cantabria.

Ana Belén Álvarez, directora General de Trabajo ha destacado durante su intervención que “el gobierno sigue apostando por este proyecto” y quiere conocer “qué se hace en las empresas, cómo se hace y por qué se hace”. En definitiva, cuáles son los fines que mueven a las empresas a la puesta en marcha de acciones responsables. Al fin y al cabo, la responsabilidad social “es un compromiso con la sociedad, con el entono y con las personas”, cuyo objetivo se centra en “en la inclusión de la RSE como parte de la estrategia de la empresa y como herramienta fundamental de la sociedad”, según ha declarado la directora.

Este año la jornada ha contado con una comunidad autónoma invitada, la Junta de Extremadura. En este sentido Antonio Campos, coordinador del Observatorio de RSE de la Junta de Extremadura ha destacado durante su intervención cómo ha sido el rol de la mujer durante los últimos años, destacando la “evolución asimétrica de la igualdad”. Durante su exposición, Campos ha comentado que la clave de la RSE reside en lo que no es RSE: “No es RSE limitarnos al cumplimiento de la ley; no es RSE los reconocimientos, el marketing y la publicidad; y no es responsabilidad empresarial, el no mirar por la viabilidad futura de las organizaciones”.

Respecto a la empresa, Campos ha resaltado que esta tiene que tener una visión de “ir más allá”, tiene que ser capaz de “producir cambios”, con el fin de lograr “una sociedad mejor”. Igualmente, Campos ha trasladado a los asistentes la importancia del liderazgo responsable en las empresas, y ha puesto sobre la mesa algunas de las prácticas responsables que desde el Observatorio de RSE de la Junta de Extremadura se llevan a cabo.

Ricardo Martín director de Comunicación Responsable de Corresponsables ha ejercido de moderador de esta jornada. Su principal mensaje se ha centrado en que “no solo es importante hacer bien las cosas, si no que, a veces, es más importante hacerlas saber”. Martín a dirigido la mesa en la que han participado Mª Ángeles Martínez Santamaria, directora Regional de Inserta en Cantabria y País Vasco, y Esperanza Fernández consultora del proyecto Inserta de la Fundación ONCE. Durante su intervención han comenzado lanzando una pregunta a los asistentes ¿por qué incorporar a una persona con discapacidad en la empresa? En respuesta a esto, Esperanza ha señalado que “incorporar la variable de la discapacidad a una empresa supone un valor añadido que hace más rentables y competitivas a las empresas”.

Según los datos aportados por Inserta, en los 25 años de experiencia, han creado más de 60.000 contratos laborales. Desde Inserta ofrecen “orientación laboral, formación y acompañamiento de un experto”. Según han opinado las expertas “necesitamos gestionar la diversidad”.

Casos de éxito en RSE de empresas de ámbito nacional

José Antonio Megías, Responsable de Seguridad, Salud y Medio ambiente de Nestlé ha asegurado en su presentación que “el propósito de Nestlé es mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más saludable”. Para ello, han puesto en práctica algunas iniciativas dirigidas a las personas y familias, a la comunidad y al planeta. En cuanto a las iniciativas dirigidas a las comunidades ha destacado “Nestlé Cocoa Plan”, cuyos pilares son “mejorar la agricultura, las vidas y el producto”; y el proyecto “Nestlé needs YOUth”, que solo en 2017 ofreció 500 oportunidades de formación y empleo.

También ha señalado que solo en la fábrica de la Penilla, durante el último año, se ofrecieron 60 oportunidades de trabajo. Desde el lanzamiento de esta iniciativa más de 350 jóvenes contaron con oportunidades laborales en esta fábrica.

Para Megías, la clave de estos proyectos es que “deben ser una inversión a medio largo plazo”, donde la involucración por parte de los trabajadores “debe ser absoluta”.

La Directora General de Trabajo ha despedido la jornada destacando que se debe llevar a cabo un “liderazgo responsable” y que la responsabilidad social “debe involucrar a todas las personas que formamos parte de la sociedad”.