Bridgestone dona juguetes a la Mancomunidad Altamira Los Valles

La iniciativa “Dona una sonrisa” surge fruto de un acuerdo entre la factoría y la mancomunidad.

La fábrica de Bridgestone en Puente San Miguel ha hecho entrega a la Mancomunidad Altamira Los Valles de los juguetes donados por sus empleados para las familias más necesitadas de la zona.

Enmarcada en su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa, la iniciativa tiene como objetivo fomentar el valor de la solidaridad con las familias de los ayuntamientos de Reocin, Santillana del Mar y Cartes.

Mario Iglesias, presidente de la Mancomunidad, ha agradecido a los responsables y a los trabajadores de Bridgestone su esfuerzo por lanzar “esta magnífica iniciativa solidaria que traerá ilusión a los niños de las familias de la Mancomunidad que lo están pasando peor”.

En definitiva, se trata de una acción “con la que se ayuda a que todos los niños y niñas disfruten de su derecho a jugar, porque es importante y necesario plantearnos donar esos juguetes con los que nuestros hijos ya no juegan y aportar ese granito de solidaridad que llena de ilusión a estos pequeños cuyos padres no pueden permitirse comprar juguetes”, incide Estefanía de Pablos, responsable de Recursos Humanos de la planta.

La entrega de los lotes de juguetes se realizó por el director general de la fábrica cántabra, Kepa Hernández, y por la responsable de recursos Humanos de la firma, Estefanía de Pablos, al presidente de la Mancomunidad Altamira Los Valles, Mario Iglesias.