Para el presidente regional, Cantabria Responsable “es y debe seguir siendo la región que queremos conseguir”, una Comunidad “más nuestra, en la que confiemos más”, ya que, en su opinión, “responsabilidad y confianza son más necesarias que nunca” y eso “se consigue siendo competentes, empáticos, resolutivos y anteponiendo sobre cualquier decisión el bien común”.

Ignacio Diego realizó estas afirmaciones en la presentación de `Cantabria Responsable’, una iniciativa que busca impulsar la inclusión de la Responsabilidad Social Corporativa (RSE) en la gestión de las empresas, públicas y privadas, en los ámbitos social, económico y medioambiental. Para el presidente, supone profundizar en este mensaje a la sociedad y va “más allá de acogernos a la Estrategia Española de Responsabilidad Social”, la “guía maestra de nuestro empeño”.

En política

“Gobernar con responsabilidad es la clave sobre la que se cimienta la nueva situación que afronta Cantabria”, una región, que “crece y crea empleo”, que sigue avanzando y que,  según el presidente del Gobierno, Ignacio Diego, está “mucho más cerca de lograr lo que nos propusimos entre todos”.

Ignacio Diego ha asegurado, asimismo, que la responsabilidad es “el gran valor en el que debe asentarse la política” del que, según sus palabras, nace la acción de su Gobierno. Para Diego, la responsabilidad “es cohesión, es valor añadido, es sostenibilidad, es transparencia, es prudencia, es rigor y, en esencia, confianza”.

En este sentido, el presidente ha afirmado que la responsabilidad es “la forma que tengo de entender el cargo que asumí en 2011″, lo que supone actuar “de manera empática, poniéndome en el lugar de los ciudadanos”, así como “gestionar sabiendo que el origen y el destino de los recursos que conforman cada línea del presupuesto, son de todos y para todos”.

Para el presidente Diego, el principio del buen gobierno fue “la primera acción de responsabilidad social que impulsó el Gobierno que presido”, que se tradujo en “inocular” en el propio tejido de la Administración “una forma mejora de hacer las cosas”, estableciendo “una cadena de valores, de principios políticos”, con una forma de Gobernar “que querían los cántabros y que estamos llevando a cabo”.